Corradi
Más información

Meadow garden: el jardín tipo pradera que crea tendencia

Meadow garden: el jardín tipo pradera que crea tendencia

Espacios abiertos donde la vista se pierde entre las flores del campo, mientras el alba asoma haciendo brillar el rocío y algunos árboles apartados dejan filtrar los rayos del sol a contraluz: precisamente de un paisaje inmenso nace la idea del meadow garden, tendencia que se inspira en el mundo norteamericano y anglosajón, evocando praderas y extensiones verdes que encierran bosques y brezales.

Realizar un meadow garden significa dar espacio a la naturaleza incluso en lugares reducidos y dejar que plantas y flores crezcan sin restricciones, pero sin olvidar el estilo ni la elegancia.

Hoy descubrimos juntos cómo realizar un jardín de este tipo: ¿estás listo para abrir la ventana y sumergirte en la naturaleza?

Inspiración meadow garden: qué elementos no pueden faltar

En primer lugar, es curioso saber que la palabra meadow no se traduce de manera exacta en español. Se podría asimilar a pradera, aunque no transmite plenamente la idea que el término anglosajón expresa, conciliando los conceptos de amplia extensión, plantas y flores de campo que crecen libres pero bajo el cuidado atento del hombre que se ocupa de su mantenimiento.

En definitiva, el meadow es una pradera que recibe el cuidado del hombre: por tanto, su naturaleza intrínseca es artificial, pero siempre en el respeto de los ritmos y del crecimiento de la vegetación.

Por ello, cuando se habla de meadow garden automáticamente pensamos en las atmósferas de los jardines ingleses, pero aquí las rocas, las cascadas y los arbustos son los protagonistas, siguiendo un estudio preciso y consciente. 

Entonces, ¿por dónde comenzar para realizar un jardín-pradera? Estas son las bases indispensables para no equivocarse: 

  • tener a disposición una zona donde se pueda disfrutar de amplios espacios, ya sea un jardín en la ciudad o en el campo abierto.
  • en un meadow garden no pueden faltar las gramíneas, las plantas que por excelencia crece en libertad, mezcladas con otras inspiraciones green, como veremos luego. Además, exactamente como en una pradera, la hierba deberá llegar al menos a la mitad de la pantorrilla… ¡mejor aún si roza la rodilla!
  • para realizar un auténtico meadow de tendencia, es necesario cuidar la vegetación: por tanto, se deberá organizar la siega durante el año, en los momentos en los que el crecimiento lo exige. 

Por último, un consejo: recuerda que cuidar un meadow garden parece fácil, pero requiere dedicación. Gran parte de su belleza se debe a la sensación de paz y orden que transmitirá la pequeña pradera, por ello requiere mantenimiento constante.

Meadow garden: 3 ideas para dar vida a un jardín-pradera

Ahora que sabemos cuáles son los elementos que pueden crear una auténtica sugestión meadow, veamos algunas ideas para realizar este proyecto green y obtener grandes satisfacciones.

Inspirarse en el herbario

Para realizar un meadow garden el secreto es mezclar las gramíneas, auténticas reinas del prado, con otras plantas, por ejemplo las ornamentales, las bulbosas y - porque no - también las suculentas. Lo importante es colocar las más originales, como pequeños cactus o agave, en puntos bien estudiados que permitan que la vista se detenga mientras que se pierde en la extensión herbosa.

No te debes olvidar tampoco de las flores: amapolas, margaritas, flores silvestres y deja que crezcan libres… ¡pero siempre prestando atención a la estética y a la regularidad de la composición!

Para más ideas e información para seguir el ritmo de las estaciones puedes consultar el herbario, y descubrir las plantas medicinales y decorativas.

Pensar en una cobertura coherente con el estilo

Especialmente si tienes a disposición un espacio bastante amplio, puede ser necesario pensar en un sistema de cobertura que te permita vivir plenamente el meadow garden, protegiéndote del sol y del viento, donde puedas relajarte, disfrutar una comida, o simplemente sentarte y admirar la hierba que ondea.

Por ejemplo, una romántica Pergotenda® 60 se adapta perfectamente al estilo meadow: su estructura de madera se presta para completar con elegancia un contexto rural chic. Otro elemento útil que se debe evaluar si decides crear una meadow-zone, es un sistema de mosquiteras y protecciones, para resguardar tu rincón relax de los insectos.

Elegir materiales eternos

Un meadow garden puede orientarse hacia inspiraciones más clásicas o más modernas, según los materiales que se desean utilizar.

Para crear evocaciones tradicionales se puede elegir el hierro forjado: perfecto para un banco o una mesa vintage, si es posible para colocar debajo del sistema de cobertura elegido.

En cambio, para dar un toque de diseño a tu espacio, ¿porque no optar por el vidrio? Los ventanales correderos Corradi permiten cerrar la zona cubierta sin renunciar al panorama, perfectos para sumergirte en tu pradera personal. 

Una cosa es segura, un meadow garden es un jardín para soñadores.

Si te apetece osar, ante la primavera que se aproxima, ¿por qué no evaluar esta atractiva posibilidad?