Corradi
Más información

Hotel con piscina: cómo decorar la zona de la piscina

Hotel con piscina: cómo decorar la zona de la piscina

El verano no se asocia solo a la bonita estación, al calor y al mar, sino también con la palabra «deseo»: de dejar atrás la melancolía del invierno, salir de casa para emprender nuevas aventuras y visitar metas desconocidas, vivir los espacios exteriores para regenerarse y para recuperar la conexión con la naturaleza. 

¿Cómo? Para una estancia en una localidad veraniega, un hotel con una piscina externa puede ser la elección ideal para muchas personas, quienes, de esta manera, podrán unir confort, experiencias sorprendentes y vida al aire libre en un única alternativa. Ya sea que se trate de un hotel con piscina con vistas al mar, sumergida en la tranquilidad de una cabaña en la montaña, o de un lugar protegido en el centro de una ciudad activa y frenética, poco importa: las reglas para la perfecta decoración de una piscina son las mismas. ¿Te interesa descubrirlas?

Cómo decorar la piscina: las 5 palabras clave para el sector contract

De por sí, la piscina, con sus reflejos de agua y sus formas geométricas o delicadas, se presta perfectamente para crear un auténtico oasis de relax, transformándose en la protagonista indiscutible. Sin embargo, para recibir a los huéspedes de la mejor manera y permitir que vivan una experiencia inolvidable en el espacio exterior, es necesario también tener en cuenta otros detalles, porque el contexto es tan importante como la sustancia: desde el suelo hasta la iluminación nocturna, se debe evaluar el tipo de ambiente y de atmósfera que deseamos crear. 

Por lo tanto, estas son las cinco palabras clave para el sector contract, para tener en cuenta cuando se decora la zona de la piscina.

1. Funcionalidad: organizar los espacios

Los espacios deben ser a medida de quien los vive, y por consiguiente, deberán ser funcionales, prácticos y cómodos de acuerdo con los servicios que ponemos a disposición, sin renunciar obviamente al toque de personalidad. De hecho, la piscina es ideal para quien desea cuidarse y recargarse de energía, y más que ningún otro lugar ofrece una amplia gama de beneficios, aunque también, actividades divertidas. Por ello, si deseas proponer a tus huéspedes cursos de natación o acquagym, iniciativas saludables y que no pueden faltar en la oferta de verano de los establecimientos con piscina, te sugerimos, en primer lugar, colocar corcheras para crear áreas separadas para las diferentes actividades en el agua. ¿Por qué no incluir también chorros de agua escenográficos, perfectos para relajantes masajes cervicales? La piscina, más que cualquier otro espacio, debe ser a medida de todos y satisfacer todos los «deseos», incluso los de los niños: es importante que haya áreas pensadas para ellos, si es posible, con fuentes y un pequeño trampolín, una profundidad inferior del agua, donde organizar actividades como cursos de contacto con el agua, para experimentar inmersiones y juegos de equilibrio con total seguridad.

2. Comenzar por las bases: el suelo

La segunda palabra clave es sin duda esta. Ya sea que se trate de una piscina enterrada skimmer o al ras del suelo, es importante colocar alrededor un suelo que se integre de manera armónica con el ambiente y que dé ese toque adicional, único y personal. En caso de una piscina enterrada, el césped es, sin duda, la elección más natural y crea un gran efecto escénico, pero presenta algunas peculiaridades que se deben considerar: primero, es necesario prever un mantenimiento periódico del parque, que debe presentarse siempre en perfectas condiciones; en segundo lugar, puede interferir con la limpieza de la piscina donde existe el riesgo de que caigan residuos del terreno y hierba. Se puede optar por soluciones alternativas como una amplia gama de cerámicas, desde las realizadas con materiales resistentes a los rayos UV y a los agentes atmosféricos, hasta los antigolpe y antideslizamiento que garantizan una mayor seguridad (muy indicadas en el caso de presencia de niños), particularmente útiles para decorar una piscina. Con la elección adecuada, el suelo creará un marco funcional y de acuerdo con el mood del ambiente circundante.

3. Seguridad y limpieza para nadar en plena tranquilidad

Cuando hablamos de piscina, la seguridad y la limpieza son palabras que debemos tener siempre en cuenta: de hecho, es necesario asegurar a los huéspedes una experiencia cómoda, impecable y sin riesgos. 

Además, se recomienda cercar el área alrededor de la piscina para evitar accesos en horarios no autorizados. Por último, para una limpieza correcta de la piscina, es necesario prestar atención a algunas simples precauciones: al final del día, se podrá limpiar el fondo usando un ligero y práctico limpiafondo, o un eficiente robot limpiador; cada dos días, se deberá efectuar un control del agua y, para mantenerla limpia, utilizar los agentes químicos específicos. 

Las sugerencias de limpieza varían según la piscina, por ejemplo tipo skimmer o al ras del suelo pero, de todos modos, se trata de una acción de mantenimiento imprescindible y frecuente que debe ser práctica y discreta. Por ello, será conveniente prever una zona equipada oculta a la vista de los huéspedes, pero lo suficientemente cerca para permitir a quien se ocupa del mantenimiento de la piscina intervenir rápidamente y sin dejar herramientas sueltas.

Ya nos hemos ocupado de la parte más operativa (pero esencial), ahora podemos pasar a la más creativa y divertida, es decir ¡cómo decorar nuestra piscina!

4. Protección: la importancia de las zonas de sombra 

Es sabido que transcurrir tiempo al aire libre otorga numerosos beneficios a la salud, pero para aprovecharlos completamente es importante pensar en la protección de nuestros huéspedes. De hecho, en toda piscina que se precie de tal, es necesario crear zonas frescas de sombra para la protección de los riesgos a la exposición solar y para vivir el espacio exterior en total seguridad y confort. ¿Cómo? 

Después de una cuidadosa evaluación de los espacios, podemos decidir optar por: una estructura fija, como una pérgola adosada, dotada de un cierre lateral que cree un espacio independiente y protegido (para usar también en invierno); o bien, para quien necesita una solución temporal pero de todos modos de gran impacto, podemos elegir de entre los modelos de velas de sombra Corradi, que cuentan con una elevada resistencia a los agentes atmosféricos y a los rayos UV además de una óptima versatilidad. Entre estas, ¿por qué no decorar nuestra zona de piscina inspirándonos en el estilo náutico con Defense la más icónica de las velas Sun Sails? Autoportante o adosada, su estructura ligera, pero sólida y resistente realizada de acero inoxidable, la tecnología avanzada, la lona de Dacron® – un poliéster trenzado de derivación náutica (sometido a un tratamiento específico de protección de los rayos UV) –  el ingenioso sistema de cables delgados de tensión para darle flexibilidad y adaptación a todas las exigencia, permiten a Defense crear zonas de sombra bien ventiladas sin renunciar al diseño y a las líneas limpias y armónicas. 

Una vez que se han creado agradables áreas protegidas, llega el momento de elegir la decoración y los complementos, recordando siempre la importancia de los detalles y la idea de que todo debe reflejar un sentido de acogida y confort: el consejo es optar por materiales resistentes al desgaste y a los agentes atmosféricos. Y si te estás preguntando cómo decorar la piscina con los colores, se recomiendan los tonos claros, que no agotan la vista y dan una sensación de frescura y pureza, como el blanco, arena, beis, pero también tonalidades como el celeste y el aguamarina.

5. Crear maravillas: la iluminación que encanta

Imagina a tus huéspedes en una fresca noche de verano, sentados en un sofá, con el ruido del agua que los deleita, o rodeado de amigos y parientes, para un divertido happy hour en el borde de la piscina: una atenta iluminación exterior sabrá acompañar estos momentos y transformarlos en recuerdos bellísimos. Sin embargo, es necesario prestar atención a algunos detalles fundamentales para saber cómo decorar una piscina: en primer lugar, no debe haber rincones oscuros, sobre todo en las zonas de acceso y de paso; las luces, además, deberán valorizar todo el ambiente, para que sea más acogedor y sugestivo, para una atmósfera de “Mil y una noches” y, por consiguiente, no deberán ser demasiado intensas, sino discretas y difusas. Recuerda siempre que, si la piscina es tu escenario, la iluminación de exterior es la escenografía: puedes jugar con esferas luminosas, por ejemplo, para colocar en el suelo o dejar flotando en el agua. 

Funcionalidad, suelo, seguridad, protección e iluminación: estas son las 5 palabras clave que debemos tener en cuenta a la hora de decorar nuestra piscina. Y si deseamos crear un espacio aún más protegido y repleto de beneficios para nuestros huéspedes, ¿qué piensas de una zona de bienestar para la hidroterapia, con un amplio espacio también para el hidromasaje de exterior?