Corradi
Insights

Covivienda: cuando la vivienda es sostenible y compartida

Covivienda: cuando la vivienda es sostenible y compartida

Al principio era la bofælleskaberi, literalmente “vivienda colaborativa”: era finales de los años 60 y en Dinamarca comenzaban a surgir pequeñas viviendas basadas en la alternancia de espacios privados y áreas públicas para compartir con los propios vecinos. El fenómeno de la covivienda aún estaba en fase embrionaria, pero de las primeras experiencias escandinavas pioneras estaba naciendo lo que hoy se está consolidando como una práctica cada vez más frecuente también en Italia, donde crece el número de familias y jóvenes que experimentan la propuesta de la covivienda. Pero ¿qué significa elegir la covivienda y cuáles son las ventajas  de la vivienda colaborativa? Observemos el fenómeno más de cerca a través de los proyectos desarrollados entre Turín, Milán y Bolonia.

 

Covivienda: entre dimensión pública y espacio privado

La covivienda se basa en la coexistencia de módulos privados para vivir que se incorporan a un contexto caracterizado por la presencia de amplias áreas comunes y espacios para la vida colectiva. Este tipo de estructura se caracteriza por una sociabilidad fluida fundada en espacios públicos donde la dimensión colectiva  y la privada no se contraponen, sino que se combinan de manera funcional. En muchos casos el proyecto de vivienda colaborativa comienza desde abajo con la intención de crear una auténtica comunidad, en otros casos, existen entes públicos o privados, que dan impulso al proyecto mediante la promoción de la covivienda social. Lo que une todas las experiencias es la posibilidad de elegir los propios vecinos en el ámbito de una sólida estructura de espacios y servicios para compartir: desde la lavandería, a la guardería pasando por zonas de cultivo, espacios para el deporte, el salón de fiestas y estudios para el cotrabajo. 

Proyecto compartido y economía circular

Elegir vivir en una covivienda significa adherir a un modelo de vivienda a medida, con una gran vocación verde y sostenible desde el punto de vista económico. Para ser coherentes con estas características los proyectos de covivienda contemplan la participación directa de los copropietarios durante todas las fases de la realización: de hecho, el diseñador trabaja en contacto estrecho con los futuros residentes que tienen la posibilidad de plasmar espacios y servicios de acuerdo con exigencias específicas. Además existe una ventaja asociada a las economías de escala: la comunidad de copropietarios representa un auténtico grupo de compra y puede acceder a condiciones de mercado particularmente favorables. Por ello es una solución que adquiere cada vez más aceptación incluso en Italia.

Base Gaia: la primera covivienda autoproducida en Milán 

Proyectada por el estudio Officina di Architettura e Urbanistica de Milán, Base Gaia es el primer ejemplo de covivienda autoproducida. De hecho, surge por voluntad de un grupo de 10 familias que han constituido una cooperativa y han encargado la realización a un equipo de profesionales. El objetivo del experimento es dar vida a una moderna comunidad fundada en el concepto de “vecinos por elección” que es la base de muchas realidades de covivienda. Esta propuesta permite al grupo desarrollar una serie de actividades que, por un lado, simplifican las exigencias de la vida cotidiana y, por el otro, apuntan a la economía colaborativa y a lo que se ha denominado bienestar autoproducido. En esta dirección se orienta la elección de dedicar el último piso a la lavandería común y la planta baja a servicios como el espacio para niños, la cocina, el área de cotrabajo, el almacén para las compras colaborativa y un alojamiento para huéspedes. Proyectado según los principios de ecosostenibilidad, el edificio ha sido realizado combinando madera y cemento. 

Cascina Siè: la covivienda en el bosque en las afueras de Turín

Propuesta verde para la covivienda turinesa Cascina Siè, que se encuentra en la aldea de Reaglie, en una finca del siglo XIX rodeada por nueve hectáreas de área boscosa. Los núcleos familiares son seis con un total de 11 adultos y 12 niños. El punto fuerte de la estructura, que incluye una sala polivalente, área de juegos, horno de leña y almacén, es la huerta de 40 metros 
cuadrados: en los deseos de los copropietarios está la idea de valorizar el gran parque que rodea los núcleos de viviendas con frutales, vides y colmenas. El objetivo es combinar la dimensión privada con la colectiva en un espacio exterior pensado y equipado para estar juntos, una idea de continuidad entre dentro y fuera particularmente cercana también al mundo Corradi.

Porto 15: la covivienda para menores de 35 en el centro de Bolonia

Entre las ciudades incluidas en diferentes experimentos de covivienda también se encuentra Bolonia: aquí nació Porto 15uno de los primeros complejos en Italia de iniciativa completamente pública. La estructura cuenta con 18 viviendas, por un total de 54 camas que se encuentran en un establecimiento de propiedad de Asp - Città di Bologna y se alquilan por un canon fijo a residentes menores de 35. La propuesta de vivienda se caracteriza por la colaboración y el intercambio entre los coarrendatarios. De hecho, el edificio presenta servicios y áreas comunes en cada planta, el gran patio interior en la planta baja es el baricentro de las actividades colectivas, mientras que el espacio entre las dos entradas de via Don Minzoni y via Del Porto, físicamente abierto también al resto de los ciudadanos, crea una dimensión de apertura para la colectividad. 
 
Green living, economía colaborativa y equilibrio entre sociabilidad y vida privada: la covivienda supera el concepto de estructura de vivienda y lo combina con todos estos aspectos transformando edificios enteros o complejos de viviendas en realidades cada vez más familiares e inclusivas, un fenómeno del que se hablará mucho en el futuro. Nosotros tenemos curiosidad por saber cómo evolucionará y ¿tú?

Mantengámonos en contacto

REGÍSTRATE AL NEWSLETTER PARA RECIBIR LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DE CORRADI