Corradi
Más información

“Mi tarea es transmitir respeto a la naturaleza existente y su belleza intrínseca”. Entrevista al diseñador de jardines Erik van Gelder

“Mi tarea es transmitir respeto a la naturaleza existente y su belleza intrínseca”. Entrevista al diseñador de jardines Erik van Gelder

Buscar el orden profundo de la naturaleza y convertirlo en elementos de diseño que se integran perfectamente con la practicidad de la vida cotidiana, para dar vida a un espacio exterior caracterizado por estilo y confort: bienvenido a la profesión del diseñador de jardines, un profesional que gestiona con habilidad las sugerencias que, junto con la competencia e intuición, pueden transformar nuestro ambiente verde en un espacio sencillamente inolvidable.

Pero ¿cómo podemos exaltar plenamente la combinación entre necesidades practicas e inspiraciones estéticas cuando queremos crear o renovar un jardín residencial?

Para responder a esta y otras preguntas hemos entrevistado al arquitecto paisajista y diseñador de jardines holandés Erik van Gelder, que trabaja mediante la inspiración en los elementos naturales, transformándolos en formas y materiales.

Autor del libro XTRRDNR GARDENS donde explica su visión de la arquitectura a través de palabras e imágenes, a Van Gelder no le gusta etiquetar su estilo, sino que es consciente del hecho de que “las necesidades y los deseos del cliente se deben respetar”.

Junto con él, hoy descubrimos cómo dar vida a espacios exteriores que combinan belleza y funcionalidad.

Inspirarse en la naturaleza para crear espacios para vivir

Lo que es fundamental, cuando comenzamos a proyectar nuestro espacio exterior, es pensar en el contexto - natural o urbano - en donde se encuentra el jardín.

Como nos revela también van Gelder, “mi tarea es transmitir respeto a la naturaleza existente y a su belleza intrínseca”: de hecho, se crea un ecosistema entre jardín y ambiente de referencia, y esto puede ser una ventaja muy importante.

Van Gelder nos cuenta que “el contexto circundante desempeña siempre un papel fundamental en el proyecto del jardín: si hay detalles atractivos, me gusta integrarlos en la creación del espacio exterior. Por ejemplo, si el jardín se encuentra en un contexto de colinas, podría añadir ondulaciones, si nos encontramos cerca del agua, podría proponer juegos acuáticos”.

En cambio, ¿si la zona en donde nos encontramos es poco estimulante? “En este caso, trabajaré para crear un refugio y ocultar a la vista lo que podría disturbar: de todos modos, se respetará siempre el sentido de privacidad”.

Espacio exterior versus espacio interior: ¿cómo hacer posible una armonía?

Uno de los desafíos ante los cuales nos encontramos a menudo cuando se elabora la arquitectura de un espacio abierto de una vivienda, es encontrar la conexión exacta entre espacio interior y exterior. Le hemos preguntado a Erik van Gelder si el diseño para interior puede influir el de exterior - y viceversa - y si existe una posibilidad de comunicación entre estas dos disciplinas: “Estoy convencido de que las personas demuestran sus preferencias estéticas en el espacio interior”, nos dice, “en la intimidad de su casa, y yo lo tengo en cuenta cuando creo sus jardines, dando vida a una interacción entre interior y exterior. ¡Esto no significa necesariamente reproducir los mismos efectos: a veces, también es interesante - quizás aún más interesante! - crear un contraste entre los estilos”.

También en relación con los materiales se puede trabajar por analogía o por contraste: hay casos en los que se elige usar componentes diferentes dentro y fuera, otros en cambio, en los que se puede proponer una determinada continuidad, pero de manera original. “Por ejemplo - continúa Van Gelder - ¿por qué no usar materiales impermeables y típicamente de exterior también dentro de casa? Solo se deben observar con una mirada diferente y más inclusiva, podrían sorprendernos”.

La quintaesencia de la estética es la practicidad

Cada cliente tiene necesidades y exigencias específicas: van Gelder prefiere escucharlas una por una y satisfacerlas con elementos de decoración pensados específicamente, con el enfoque personalizado que caracteriza también el trabajo de Corradi para crear espacios exteriores para vivir.

“Es importante considerar que podemos dar belleza a la practicidad: por ejemplo, si se requiere un local técnico para una piscina, se puede proyectar una pool house de diseño para cubrirlo. Mientras que, si el cliente desea una plaza de garaje cubierta, se integrará en el mundo green para que sea agradable”.

Precisamente al considerar la exigencia práctica como entry level nuestro espacio exterior podrá adquirir ese toque adicional, la pincelada de estilo realmente único, la funcionalidad indispensable que permitirá que se pueda vivir cada día con el máximo confort.

También en la interpretación de exigencias estructurales y pedidos del cliente, Van Gelder sugiere mantener siempre el enfoque en la “transmisión de organización a la naturaleza, demostrando profundo respeto por su belleza intrínseca”.

Imaginar la evolución de naturaleza y materia: un desafío posible

La búsqueda de la practicidad no es el único elemento con el que se debe enfrentar un diseñador de jardines. Entre los desafíos que se pueden enfrentar cuando se proyecta una zona verde exterior está la posibilidad de encontrarse frente a espacios con muchos límites: exigencias estructurales, infraestructuras que se deben tutelar, extensiones que no se pueden modificar.

El diseñador sabe que, de todos modos, deberá “inventarse algo”, como ha hecho Erik van Gelder cuando se ha puesto a prueba con el proyecto de un jardín en el techo, en Dordrecht, Holanda.

El episodio es particularmente significativo, porque describe qué sucede cuando se debe “adaptar” la naturaleza a la visión arquitectónica humana, sin privarla nunca de sus potencialidades.

“Mi objetivo era crear un jardín en tres niveles” explica van Gelder“ dando al tejado un aspecto muy moderno. Sin embargo, también quería que desde la terraza se vieran los viejos edificios de la zona, que daban al espacio una vista realmente increíble. Diseñar mi idea teniendo en cuenta las características de la terraza panorámica no fue fácil, pero he resistido, y el resultado ha sido realmente satisfactorio”.

Este esfuerzo imaginativo que combina antiguo y moderno, líneas marcadas de diseño y visiones de calma en el horizonte combina perfectamente con la tranquilidad del verde.

Esto nos demuestra que la naturaleza, cuya libertad no debe faltar nunca, puede comunicarse siempre con espacios a la medida del hombre y con estructuras y materiales como pérgolas, acero, aluminio, precisamente como en la visión de Corradi, siempre en busca del equilibrio perfecto.

La fusión entre expresión natural y materia se genera cuando se consigue tener presente los cuatro elementos - agua, aire, tierra y fuego - que, según van Gelder “tienen un poder sumamente atractivo y son muy expresivos. Esto nos ayuda siempre, como seres humanos, a recordar la profunda conexión que tenemos con la naturaleza”.