Corradi
Más información

Decoraciones otoñales para un ambiente acogedor y refinado

 Decoraciones otoñales para un ambiente acogedor y refinado

Albert Camus dijo que El otoño es una segunda primavera, donde cada hoja es una flor, y nosotros coincidimos con él: el encanto de esta estación es innegable y puede ser fuente de inspiración para detalles de decoración interior y exterior, inspirados precisamente en los elementos otoñales más característicos.

Veamos juntos algunas ideas para adornos otoñales y decoraciones que transformarán tu casa en un ambiente íntimo y refinado, completando las habitaciones con toques inspirados en la naturaleza y las tonalidades de este período.

Adornos otoñales para la casa: cómo decorar los espacios exteriores e interiores

Para vivir el otoño también en los ambientes de nuestra cotidianidad, debemos dar la bienvenida a sus elementos característicos: de hecho, esta estación es particularmente abundante de colores, perfumes, luces y sugerencias que evocan una dimensión cálida y acogedora, para vivir tranquilamente, pasando el tiempo como más nos gusta.

Elementos indispensables para el ambiente otoñal: colores, tejidos y luces

Para comenzar, sí a todo lo que está comprendido en la paleta “otoño”: rojo, naranja cálido, amarillo ocre, marrón y gris paloma en manteles, velas, objetos para embellecer la mesa, o incluso fundas de cojines o sofás. Las auténticas protagonistas del otoño, de hecho, son sus tonalidades características: ¡analicémoslas!

El elemento adicional para crear un clima íntimo y otoñal es la iluminación: un hilo luminoso para colgar en el jardín, si es posible dentro de un bote de cristal, crea un brillo de luz cálida y tenue, perfecta también en ambientes interiores.

En cambio, para hacer frente de la mejor manera a los primeros vientos fríos y a los días más grises, recurrimos a tejidos cálidos, por ejemplo una manta o una colcha de cachemira con las cuales envolverse también para disfrutar sugestivos amaneceres en el balcón o en el jardín, si es posible, aprovechando la versatilidad de una cobertura como Pergotenda®️ para crear una galería calefaccionada para vivir sin los límites de la estación. Gracias también a un hogar de exterior: el fuego que crepita, la tibieza de las brasas, el perfume del plato invernal que se prepara, crean una atmósfera refinada y sugestiva.  Podría ser un elemento de mampostería, de acero o bien una estufa suspendida de las líneas modernas evocando un brasero, que dará calidez y comodidad a la zona exterior de manera inmediata.

Inspiración naturaleza: crear adornos con hojas y calabazas

Tomando en consideración la frase de Albert Camus, ¿por qué no decorar la mesa con pequeños ramos de flores de campo o lavanda seca, atados con un hilo a hojas secas de colores cálidos y de consistencia “crocante”? Se pueden crear simples composiciones e introducirlas en ampollas de cristal o en vasos largos y estrechos.

Las flores son perfectas para decorar la mesa de la comida del domingo, si es posible en la galería, con la mirada protegida por ventanales correderos transparentes y límpidos.

Gran protagonista del otoño es, por último, la calabaza ornamental, un tipo más pequeño que la calabaza clásica que todos conocemos, con formas alargadas y colores que van del verde, al naranja, hasta el amarillo con rayas marrones y verdes.

Estas calabazas son ideales para crear rincones de color para decoraciones otoñales para colocar en baldas, librerías, estanterías y en el jardín ...y así, se asoma el otoño.

¡Lleva el otoño también al… suelo! 

Hay algunos espacios de la casa que se prestan muy bien para adornos sofisticados, capaces de integrarse perfectamente con el resto del diseño. Es lo que sucede, por ejemplo, con suelos y plataformas - interiores y exteriores - que se pueden completar con una alfombra elegida específicamente para la estación otoñal.

De hecho, al añadir una alfombra en una habitación, todo el ambiente cambia de aspecto: si los colores elegidos son los de la paleta de colores otoñales, el espacio en torno se teñirá de tonos cálidos y acogedores.

Adornos de Halloween: decoraciones inspiradas en el otoño

En la imaginación de los niños, y también de los adultos, otoño es sinónimo de Halloween: de hecho, el 31 de octubre se celebra este evento, que se basa en el mundo estadounidense y anglosajón, y que tiene raíces antiquísimas.

Efectivamente, en numerosas tradiciones se considera que la noche entre el 31 de octubre y el 1º de noviembre es sagrada, porque se celebra el final del verano en los campos y en las cultivaciones, dando vida a nuevos cultivos que estarán listos el años siguiente.

En muchos países, además, esta misma noche se recuerdan “todos los santos”: el mismo nombre Halloween, viene del término escocés “All Hallows' Eve”, es decir, “Víspera de todos los santos”. Por tanto, entendemos que esta fiesta, en la actualidad asociada solo a disfraces y calabazas talladas, en realidad tiene un significado profundo y tradicional: ¡una ocasión perfecta para festejar y celebrar, ya sea con adornos, decoraciones, chuches y trucos!

Calabazas talladas y velas encendidas

Las calabazas son el elemento característico de la noche de Halloween: es una buena idea exponerlas ya unos días antes, talladas con formas raras y ojos amenazadores, pero también enteras. Opta por las calabazas ornamentales y recuerda que la regla es siempre “las calabazas en grupo”: pon tres o cuatro juntas en un rincón de tu espacio exterior, delante de la puerta, o cerca del cristal de la puertaventana, y coloca una vela dentro - si son talladas - o fuera, si prefieres dejarlas enteras.

¡Para completar las decoraciones temáticas se pueden añadir hojas, flores o personajes aterradores, que sin duda les encantarán a los pequeños de la casa!

Guirnaldas de luces suspendidas con sorpresa

Los hilos de luces, como hemos adelantado, son uno de los elementos preferidos para crear un ambiente otoñal: durante el período de Halloween se pueden decorar ulteriormente con pequeñas siluetas de calabaza, esqueletos, murciélagos, colgados del hilo en el espacio entre las bombillas. Las siluetas se pueden realizar de papel de seda naranja o negro, o de papel madera, para mantener un color uniforme.

Una vez que finaliza Halloween se pueden quitar, dejando que la guirnalda de luces siga creando una atmósfera acogedora y festiva.

¿Y la noche del 31 de octubre? ¡Truco o trato, pero con estilo!

Cuando llega la noche de Halloween, hay que estar preparado: si un niño llama a la puerta, hay que tener algún dulce a mano para responder a la famosa frase … ¿truco o trato?

Los dulces se pueden conservar dentro de una vieja olla de cobre, y servir con un cucharón, o bien colocar dentro de la cabeza vacía de una calabaza, tapada adecuadamente con un paño blanco.

¿Por qué no aprovechar también esta velada “mágica” para una cena temática otoñal, con velas encendidas y música de fondo? Después de todo, este es el período del año para disfrutar del confort y la calidez dentro de casa y en el propio espacio exterior diseñado por Corradi.