Corradi
Más información

Hygge: la decoración de estilo nórdico que calentará su corazón

Hygge: la decoración de estilo nórdico que calentará su corazón

La casa es nuestro espacio privado, donde cada habitación debería parecerse a nuestros gustos y a nuestra personalidad, permitiéndonos vivir plenamente cada ambiente, solos o compartiéndolo con familiares y amigos.

Confort y atmósfera familiar, por tanto, van primero: dos conceptos muy apreciados por los escandinavos, que han sabido transformar el gusto de disfrutar de los pequeños placeres diarios en un verdadero estilo de vida; una filosofía para ellos tan importante que se expresa plenamente con la palabra "hygge", un antiguo término danés que literalmente significa "sentirse satisfechos", pero que en realidad representa mucho más. Hygge quiere decir estar juntos en una atmósfera íntima y acogedora, dejar fuera los problemas y mantener una actitud positiva. Es hygge una cena relajante con los familiares, acoger en casa a los amigos, beber una tisana frente a una chimenea chispeante o a un hermoso panorama.

Una visión de la vida que también se refleja en la decoración, dando vida a un verdadero Hygge Style. Vamos a ver ahora cuáles son las características de esta decoración de estilo nórdico y qué se debe hacer para realizarla también en casa.

Cómo crear una decoración de estilo nórdico para la casa

"Hygge" es principalmente una forma mentis, un modo de concebir la vida, nuestras costumbres y, por consiguiente, nuestra casa. La palabra clave es tranquilidad: es justamente una dimensión de paz y relajamiento que deberíamos buscar, a partir de la elección de los complementos de decoración más adecuados para crear una atmósfera cálida y acogedora. Son suficientes unos pocos detalles para sumergirse en el estilo nórdico y convertir cada habitación en un ambiente realmente hygge y de tendencia.

Evitar los excesos

El desorden no es absolutamente hygge porque la confusión exterior se transforma inevitablemente en confusión mental. Por tanto, es mejor no exagerar con los muebles y con las decoraciones, sino más bien elegir los complementos con mucha atención, seleccionando solo lo que crea armonía en el conjunto.

Vuelta a la naturaleza

La idea es llevar la naturaleza en el interior de nuestra casa, rindiéndole homenaje con elementos de decoración inspirados en las hojas y en las frutas del bosque y prefiriendo materiales en su estado más puro, como la piedra natural, la piel o la lana. La madera es una solución muy hygge style, capaz de brindar una intensa sensación de calor a cualquier ambiente. Para calentar aún más el ambiente no hay nada mejor que un pavimento de madera: como la Plataforma Modular de Corradi, una plataforma de listones de Cumarú que convertirá la galería en una extensión natural de la casa en puro estilo nórdico.

Luz natural y difusa

Para crear una sensación de bienestar total dentro de la casa es necesario evitar luces excesivamente intensas, prefiriendo las más naturales y relajantes de las velas y, por qué no, de la chimenea. La luz emitida por las velas y el fuego, de hecho, es más cálida que las lámparas artificiales y confiere a la habitación una fuerte sensación de acogida, elemento fundamental del hygge style.

Colores neutros y complementarios

La paleta de una casa en perfecto estilo nórdico es extremadamente reducida y prefiere las tonalidades neutras del blanco, del crema y del beige, con algunos toques de beige grisáceo, gris y tonos más oscuros de antracita. Es posible alternar los tonos neutros con colores de contraste como el azul o el negro, para crear una agradable sensación de movimiento.

Se trata de detalles que son parte del estilo escandinavo, pero que se encuentran también en la cultura mediterránea, acogedora y que promueve el bienestar. Una armonía imprescindible para Corradi, sencillamente natural, gracias a la posibilidad de disfrutar del sol durante muchos meses al año, de un clima templado y de una belleza de paisajes sin igual, que junto con la innovación y la tecnología de Corradi permiten ofrecer soluciones para vivir los espacios exteriores en completa libertad y comodidad durante todo el año.

Decoración de estilo nórdico: Hygge Style para calentar la casa y el corazón

Para ser acogedora una casa debe ser cómoda, y para ello no hay nada mejor que un confortable sofá cubierto de cojines mullidos con una suave manta encima. Elijan colores neutros para los tejidos y completen el rincón hygge con una maxi alfombra de piel (incluso sintética) y una mesita baja de madera; enciendan unas velas y gocen de un momento de relax en puro estilo nórdico.

Esta particular decoración de estilo nórdico requiere realmente pocos detalles: es suficiente eligir los colores y los materiales correctos y, sobre todo, dejarse inspirar por el gusto personal, para dar vida a una atmósfera acogedora y tranquilizadora. ¿Pero por qué limitarse al interior cuando podemos crear el mismo efecto en el exterior de la vivienda? De hecho, no es importante solo saber cómo decorar un jardín en primavera, escogiendo las flores y las plantas para la pérgola: ser capaces de crear una atmósfera con colores, objetos y estructuras para el exterior también tiene un papel fundamental. Corradi ama la naturaleza de la madera y por ello entre sus propuestas no podían faltar algunas maravillosas soluciones con este material, como Pergotenda Twin, pérgola de madera sobria y elegante de diseño contemporáneo y lineal: ¿podría ser este el primer paso hacia un espacio exterior en perfecto estilo hygge?