Corradi
Más información

Ventanales corredizos para exteriores: una mirada clara entre interiores y exteriores

Ventanales corredizos para exteriores: una mirada clara entre interiores y exteriores

Hacer de los espacios exteriores zonas funcionales durante todo el año e inundar de luz los ambientes de la casa son factores de gran importancia para transformar en un momento de placer y bienestar cada momento transcurrido en nuestro hogar. Ya sea que se trate de una casa amplia con jardín o de un piso en la última planta, la mejor solución para crear un efecto de conexión total con el mundo circundante es instalar ventanales corredizos para exteriores. De hecho, este tipo de cierre particular, permite delimitar balcones y ventanales, creando espacios sugestivos y protegidos al mismo tiempo.

Un aperitivo con amigos, un momento de relax dedicado a la lectura de un libro, una cena romántica de pareja: la atmósfera creada por los ventanales para exterior se revelará realmente perfecta para cualquier ocasión.

Veamos ahora cuáles son las ventajas que los ventanales para exterior representan y cuáles son los tipos y los materiales más idóneos para cada exigencia específica.

Por qué elegir ventanales corredizos para exteriores: las ventajas

Los ventanales corredizos para exteriores pueden tener numerosas particularidades que hacen que sean perfectos para colocar en cualquier ambiente. Además de permitir que la luz proveniente desde afuera ilumine los espacios interiores y garantizar la posibilidad de limitar la entrada del aire, los ventanales para exterior The Glasses de Corradi suponen importantes ventajas adicionales:

  • su sistema de apertura corredizo, al contrario de los cerramientos batientes tradicionales en los que se debe considerar el espacio ocupado por la ventana abierta, no requiere ningún espacio adicional dentro de la casa. De esta manera, se podrá aprovechar también el espacio inmediatamente adyacente al cerramiento; 
  • aunque los bastidores tengan una sección muy reducida, también se pueden realizar ventanales de grandes dimensiones;
  • están dotadas de un buen aislamiento acústico y térmico
  • la limpieza de los ventanales es facilitada por el sistema de desplazamiento de estos para permitir lavar los vidrios sin ningún tipo de riesgo;
  • gracias a la estructura completamente de vidrio, este tipo de cierre garantiza una vista totalmente libre y, a la vez, brinda protección absoluta.

Tipos y materiales: qué ventanal para exterior elegir

Existen diferentes modelos de ventanales corredizos para exteriores, según el tipo de apertura de las hojas y de los materiales utilizados.

En cuanto a los sistemas de apertura y cierre, podemos ofrecer ventanales que se abren mediante desplazamiento horizontal de la hoja o a través de desplazamiento vertical. A su vez, el desplazamiento puede ser:

  • en línea, con los ventanales que se desplazan en binario paralelos;
  • de elevación, con hoja móvil que se levanta paralelamente a la hoja fija, adaptando el mecanismo a ventanas de grandes dimensiones;
  • deslizante, en el que la hoja se desliza de manera paralela a la fija después de desplazarse hacia adentro. El desplazamiento deslizante asegura un mejor aislamiento térmico y una mayor protección contra las infracciones;
  • retráctil, con hoja móvil que se desplaza completamente dentro de la pared, permitiendo la apertura total.

Una vez seleccionado el tipo de ventanal para exterior más adecuado a nuestras preferencias y exigencias, otro elemento fundamental que se debe considerar es el material.

Materiales diferentes, prestaciones diferentes

Los ventanales corredizos para exteriores de aluminio anodizado, se caracterizan por un perfil sumamente ligero: de hecho, este tipo particular de material permite realizar ventanales "completamente de vidrio" elegantes y panorámicos. Además, el aluminio garantiza solidez y resistencia contra los agentes atmosféricos, el envejecimiento y los puntos de rotura.

Las soluciones de PVC pueden tener con una fuerte resistencia a la intemperie, a las variaciones de humedad y, sobre todo, se caracterizan por un excelente aislamiento térmico.

Por último, los cierres de madera resultan muy elegantes y cómodos, en particular, en caso de exposición directa al sol.

Tanto en el uso como cierre de un balcón, una terraza o para crear un espléndido jardín para disfrutar incluso en invierno, los ventanales corredizos para exteriores se revelan soluciones ideales en términos de estética y en cuanto a eficiencia y practicidad. La belleza de la vista panorámica a la ciudad o el sentido de inmersión total en la naturaleza circundante se complementan con el confort y la seguridad, dados por la resistencia de las estructuras y de los materiales.

Si deseas la elegancia y la practicidad de los ventanales corredizos junto con la absoluta resistencia de un material innovador, echa un vistazo a Ermetika Cristal, la protección vertical de tejido 100% PVC, con altísima resistencia a la humedad y al viento fuerte.

 

¿Qué solución te gustaría introducir en tu espacio exterior para vivir todo el año?