Corradi
Más información

Plantas trepadoras para cenador: la correcta elección para una encantador pérgola florecida

Plantas trepadoras para cenador: la correcta elección para una encantador pérgola florecida

El verano representa la oportunidad de disfrutar plenamente la belleza de esta estación, trascurriendo momentos agradables sumergidos en la naturaleza. Para quien tiene un jardín, la mejor elección será equiparlo con un cenador o una pérgola que permita crear una auténtica zona para vivir al aire libre, un área que conecta el espacio exterior con la casa. Por otra parte, ya en la antigua Roma, donde el arte de la jardinería era muy difundida, se solían cubrir los frutales con hiedra y vid que, combinadas con otros árboles, creaban sugestivas pérgolas.
Pero una vez que se elige la estructura más adecuada a nuestras exigencias entre las coberturas para exterior, ¿por qué no darles mayor vivacidad y encanto cubriéndolas de plantas trepadoras para cenador? Con sus colores, flores y geometrías, las plantas trepadoras, sobre todo si están florecidas, añaden un toque de armonía y calor a la pérgola y a todo el jardín, que adquiere un aire más romántico, creando una atmósfera encantadora.

¿Cómo elegir entre los diferentes tipos y evitar, por ejemplo, que la pérgola quede completamente descubierta en invierno? Veamos cuáles son las plantas perfectas para nuestro cenador, cómo cuidarlas y cómo colocarlas para dar vida a las pérgolas florecidas escenográficas y sugestivas.

Plantas trepadoras para cenador: cuáles elegir y cómo colocarlas

La elección de las plantas adecuadas es importantísima, ya sea desde el punto de vista estético, como desde el punto de vista funcional; de hecho, además de integrarse con el jardín circundante brindando encanto a nuestra pérgola, las plantas trepadoras para cenador deben ser seleccionadas atentamente según la forma y las dimensiones de la estructura que recubrirán.

No todas las estructuras son iguales

El tamaño y la solidez del cenador son variables fundamentales para tener en cuenta al elegir las plantas decorativas; una pérgola larga e importante, quizás con una estructura de túnel, se presta perfectamente para trepadoras muy altas, que tienden a alargarse en el tiempo, creando efectos sugestivos, como por ejemplo, las “cascadas” florecidas, con matices lila, de la glicina. En cambio, un cenador de estructura ligera, más adecuado para jardines con dimensiones reducidas, se deberá recubrir con trepadoras menos voluminosas, de formas delicadas y poco invasoras. Cualquiera sea la dimensión y la forma de la pérgola, es necesario asegurarse siempre de que sea suficientemente estable y resistente para permitir que las plantas trepadoras para cenador crezcan de manera exuberante sin el peligro de hundimiento de la estructura. La amplio abanico de opciones de la gama Pergotenda® Corradi y pérgolas bioclimáticas, permite encontrar, entre las numerosas posibilidades a disposición, la solución más adecuada para cada exigencia específica.

5 trepadoras para pérgolas florecidas encantadoras

El cuidado de las plantas trepadoras para cenador, permite obtener una cobertura espesa durante gran parte del año. En primer lugar, se deben combinar entre sí géneros diferentes, para poder crear una espléndida alternancia de flores y follaje. La mejor elección sería combinar siempre trepadoras florecidas con siemprevivas básicas como la hiedra o, incluso con pequeños arbustos de tallos flexibles.

Para facilitar la complicada elección entre las numerosas posibilidades, hemos seleccionado 5 entre las plantas trepadoras más funcionales y escenográficas para decorar el cenador:

1.   Glicinas. Trepadora muy usada principalmente en pérgolas de dimensiones importantes, se desarrolla muy rápidamente y en primavera ofrece el espectáculo de sus flores en racimos violeta-lila; color que, además, se aproxima bastante al Ultra Violet, elegido como Color of the Year 2018 por Pantone. Requiere sol directo y crece de manera exuberante en un terreno arcilloso.

2.   Clemátide. Trepadoras de numerosas variedades, todas muy fáciles de cultivar, en primavera te sorprenderá con una floración sumamente exuberante, con colores que van del violeta al azul, del rosa a un rojo delicado. Requiere un terreno muy húmedo y es muy resistente, lo que la adecua perfectamente a climas templados-fríos.

3.   Jazmín. Una elección imprescindible entre las plantas trepadoras para cenador. De origen persa, se cree que fue introducida por primera vez en Italia en los jardines de Cosme I de Médici que lo cuidaba celosamente. El jazmín también se desarrolla bien en los climas más frescos, siempre que esté bien expuesto al sol. Sus flores son pequeñas, cándidas y de perfume realmente inconfundible.

4.   Hiedra. Quizás la planta trepadora por excelencia, las diferentes variedades de esta planta siempreviva son todas sumamente resistentes y fáciles de cultivar; está caracterizada por un follaje espeso y abundante que cubre perfectamente las áreas desnudas, creando un efecto con gran impacto escenográfico.

5.   Buganvilla. Planta trepadora originaria de Brasil, en un clima bastante templado y con una óptima exposición al sol, brindará una explosión de hojas y flores de color rosa violáceo. Esta característica transformará los momentos transcurridos en tu cenador en una inmersión total en la naturaleza.

Cómo valorizar el espacio exterior con las plantas trepadoras

Las plantas trepadoras para cenador se  colocarán próximas a las estructuras portantes de la pérgola, pero sin que las ramas se enreden en los palos de esta, para favorecer el mantenimiento y la poda. Se recomienda, sujetar simplemente las ramas a los palos, utilizando ataduras no demasiado estrechas, sobre todo si se trata de plantas delicadas, que podrían dañarse. En general, una planta de dimensiones reducidas y poco invasivas como el jazmín, se podrá colocar más cerca de la estructura que una vigorosa glicina que, en cambio, podría arruinar la pérgola si se coloca demasiado cerca. Cabe recordar siempre que, aunque son bastante más resistentes que muchas otras plantas, las trepadoras requieren atención especial, fertilización, poda y protección de eventuales insectos o parásitos. Las plantas trepadoras para cenador constituyen un auténtico toque de elegancia para la decoración del jardín, cubriendo paredes y pérgolas con cascadas de colores e inundando el aire con sus flores perfumadas.

¿Te han dado ganas de pasar una tarde de verano bajo la sombra de un cenador exuberante? El primer paso que se debe dar es elegir una estructura que sea sólida y elegante al mismo tiempo, como los productos Corradi, capaces de combinar naturaleza e innovación, para un espacio exterior funcional y de gran impacto visual.