Corradi
Más información

Pérgolas autoportantes para un espacio exterior completo

Pérgolas autoportantes para un espacio exterior completo

Quien tiene la suerte de poder contar con un espacio exterior amplio, ya sea un jardín privado, como una gran terraza de una actividad comercial, no debe dejar pasar las oportunidades que genera este espacio.

¿Qué mejor manera para valorizar el ambiente exterior sino adoptando una solución de gran alcance? Las pérgolas autoportantes, de madera o de aluminio, permiten la creación de un espacio exterior completo, creando una zona para vivir al aire libre, separada e independiente de la vivienda. Estas son las ventajas y las características de este particular tipo de pérgola. 

Por qué elegir una pérgola autoportante para el espacio exterior

A diferencia de las pérgolas adosadas que constituyen una óptima solución para ahorrar espacio, las pérgolas autoportantes se revelan una elección ideal para quien quiere valorizar el espacio exterior, en particular cuando los metros a disposición son relevantes. Naturalmente, el espacio debe permitir la instalación de una estructura con 4 columnas y esto, sobre todo para el sector contract, posibilita el aumento de la capacidad de un local y la valorización de los espacios no utilizados, ofreciendo protección de los agentes atmosféricos todo el año e incrementando, de esa manera, el propio negocio.

Esta alternativa freestanding presenta diferentes ventajas:

  1. tratándose de una solución independiente, la pérgola autoportante permite la creación de un espacio exterior continuo o completamente separado de la casa o del local de referencia; de este modo, es posible dar espacio a la fantasía, eligiendo un estilo de decoración diferente del doméstico creando un espacio completamente original.
  2. Por último, gracias a la conformación de este particular tipo de pérgola, es posible realizar estructuras incluso muy grandes, que no solo protegen los salones al aire libre sino también piscinas, áreas destinadas a Spa y zonas de restaurantes.
  3. Para la instalación de las pérgolas autoportantes no hace falta preocuparse por las paredes del edificio ni por la capacidad o por el estilo. Sin embargo, se debe garantizar que la superficie en la que apoyará la estructura sea plana y que, sobre todo en caso de terrazas, pueda sostener el peso de la pérgola.

Las pérgolas autoportantes se distinguen además por el material de la estructura, que puede ser, esencialmente, de dos tipos: aluminio o madera.

Pérgola autoportante de aluminio

El aluminio es un material sólido y resistente, que combina diseño y elegancia. Debido a que es sumamente ligero permite realizar estructuras con líneas definidas y refinadas que se adaptan perfectamente a cualquier estilo de decoración exterior. Las pérgolas autoportantes de aluminio pueden ser consideradas un ejemplo de estabilidad y, a pesar de ser freestanding y de grandes dimensiones, también son sinónimo de seguridad. Entre las numerosas propuestas Corradi, una pérgola autoportante de aluminio de estética simple y contemporánea es, sin duda, Kubo, Pergotenda® de diseño refinado, particularmente resistente a los agentes atmosféricos, gracias a su descarga para el agua pluvial y adecuada también para el espacio exterior de hoteles y restaurantes.

Pérgola autoportante de madera

Ningún material como la madera consigue hacernos sentir en casa. Material orgánico y biocompatible, la madera es ideal para una pérgola inmersa en un contexto natural al que se transmite confort y calidez, incluso en los ambientes de diseño más contemporáneo. A pesar de ser muy resistente al paso del tiempo y a la intemperie, la madera requiere trabajos periódicos de mantenimiento, intervenciones que, en cambio, no son necesarias para las estructuras de aluminio. Para quien ama el estilo clásico de la madera y, al mismo tiempo, desea una solución de elevada resistencia a los agentes atmosféricos, la elección ideal es Pergotenda®120: la cobertura perfecta para un espacio exterior privado romántico o, por qué no, para un área relax en la piscina.

Pérgolas autoportantes modulares

Corradi está pendiente de las exigencias del cliente y por ello se compromete a realizar proyectos que sean realmente a medida; de hecho, la personalización es uno de los puntos fundamentales del trabajo de Corradi que da, a cada producto, múltiples identidades. La mayoría de las pérgolas se puede realizar según las exigencias específicas del comprador, personalizando la estructura, las dimensiones y los colores. Las pérgolas autoportantes no son una excepción: como Pergotenda®Maestro que, gracias a su amplia elección de configuraciones, se revela una solución sumamente versátil, siempre coherente con los deseos de los clientes.

Las pérgolas autoportantes constituyen, sin duda la solución perfecta para espacios exteriores de grandes dimensiones, ya sean privados o de actividades comerciales. Entonces ¿por qué no echar un vistazo a las numerosas propuestas Corradi y comenzar a imaginar la solución más adecuada para crear tu espacio exterior a medida?