Corradi
Más información

La orientación de la casa: los consejos para la exposición perfecta del espacio exterior

La orientación de la casa: los consejos para la exposición perfecta del espacio exterior

Despertarse por la mañana, con la caricia de un cálido sol, durante el día leer un buen libro tumbado en el sofá envuelto por una luz natural, mientras hacia la noche, cocinar o charlar con los amigos, iluminados por los rayos horizontales del atardecer: ¿un sueño? No, si se presta atención a la mejor exposición de la casa

Si estás pensando en comprar una casa, los aspectos que se deben tener en cuenta son muchos y las evaluaciones por considerar son infinitas: desde el precio a la antigüedad del piso al que queremos mudarnos, desde la zona donde se encuentra a la presencia de un espacio exterior, hasta llegar a la orientación del edificio con respecto al sol. ¿Por qué este último aspecto es tan importante? Por un lado, nos permite ahorrar notablemente sobre los costes de iluminación y calefacción, además, da la posibilidad de crear un ambiente sano y cómodo, capaz de ofrecernos cada día una sensación de bienestar y un jardín para vivir todas las estaciones.

¿Tienes curiosidad por descubrir cuáles son los mejores consejos para una óptima exposición al sol de tu casa ideal?

Estudio de la orientación de la casa: los antiguos orígenes

La luz solar es buena para nuestro organismo e influye sobre el humor, ya lo sabemos.

Si en la actualidad de estos aspectos se ocupa la bioarquitectura moderna – es decir, el conjunto de disciplinas que, en la construcción de un inmueble, tienen en cuenta el bienestar psicofísico del hombre integrándolo de manera armoniosa al contexto natural, incluso para disfrutar de los beneficios del aire libre – en realidad, se trata de una verdad ampliamente conocida desde hace siglos. 

De hecho, el estudio de la correcta exposición de la casa tiene orígenes muy antiguos, tanto que Marco Vitruvio Pollione, en torno al siglo 15 a. de C., escribe en su tratado De Arquitectura demostrando que un una orientación correcta permite aprovechar al máximo la luz solar. Para él era fundamental disponer los edificios en función de la latitud y de la región, sugiriendo que en los países cálidos, como Egipto, la exposición al sol de la vivienda debería seguir parámetros diferentes con respecto a los nórdicos. Incluso hoy, conocer las características bioclimáticas del lugar donde se encuentra el edificio es importante, aunque podemos encontrar criterios para la orientación de una casa que se pueden aplicar a cada latitud: ¿estás listo para descubrir cuáles son?

La mejor exposición de la casa al sol: ¿cómo obtenerla?

Para evaluar correctamente la orientación de la propia (futura) vivienda, es fundamental seguir el movimiento del sol, o simplemente no olvidar nunca que sale por el este y se pone por el oeste. Es simple, ¿no? En realidad, cualquier buen diseñador sabe perfectamente que se debe comenzar por los puntos cardinales para luego seguir algunas directrices: estos son los consejos para obtener la mejor exposición con respecto al sol, tanto de los espacios interiores como, sobre todo, del espacio exterior. 

  • Norte: es el lado más frío de la casa y, especialmente en invierno, ya sea el espacio interior como el espacio exterior resultan poco luminosos. Por tanto, de este lado será conveniente disponer todos los espacios que necesitan menos luz y que son “menos” vividos durante el día, como escaleras, pasillos o habitaciones de servicio. Si el jardín está orientado al norte, el aspecto positivo es que no sufre cambios bruscos de temperatura, ya que se enfría o calienta lentamente, de modo uniforme. No significa que deberás renunciar al verde o a los detalles de color: las plantas trepadoras o de sombra, como helechos y helleborus, con sus hojas exuberantes y flores de colores, serán ideales para ti. En cambio, si tu espacio exterior dispone de más de una exposición, entonces podrás pensar en colocar al norte senderos de acceso y parterres de piedras, integrándolos con una iluminación exterior adecuada para crear una atmósfera de ensueño, incluso cuando cae la noche... 
  • Sur: esta es la exposición ideal para tu casa y tu espacio exterior, ¡el sur! Sin duda, es el mejor lado y el más luminoso, y si tu jardín está expuesto hacia esta dirección podrás disfrutar de luz natural durante casi todo el día. Sin embargo, al ser tan soleado, es necesario analizar no solo el tipo de plantas más adecuadas, sino también las coberturas para exterior que garanticen zonas de sombra frescas y protegidas para vivir el espacio exterior en plena seguridad y confort. Con relación al espacio interior, en cambio, esta orientación contribuye a calentar los ambientes en invierno cuando el sol es bajo, gracias a la luz que penetra profundamente; en verano, al contrario, los rayos solares son más altos, casi verticales, por tanto, al no entrar directamente en las habitaciones, no transmiten calor. Es el lado perfecto para colocar tu zona living, donde se transcurre más tiempo, el corazón central y palpitante de la vivienda. 
  • Este: esta parte de la casa recibirá los primeros rayos del sol, donde se intensificará la iluminación durante las primeras horas del día y se irá oscureciendo a partir de la tarde. Por ello, la elección es simple: en el interior, colocar en este ambiente expuesto al este los dormitorios, para despertarse con el sol y dormir junto a la luna; en el exterior, en cambio, es necesario tener en cuenta que tiende a calentarse rápidamente, pero también a disipar el calor de manera igualmente rápida: por ello, es necesario pensar en plantas de media sombra, como las elegantes azaleas o camelias, y quizás en una veranda calefaccionada para desayunar en intimidad con vistas a tu jardín.  
  • Oeste: a partir de la tarde es, sin duda, la parte más “soleada” de la casa. ¿Por qué no orientar al oeste todos aquellos espacios que requieren una buena iluminación natural, como un salón o un estudio, donde podrás relajarte en la cálida luz del atardecer? ¡La orientación suroeste es la perfecta para tu espacio exterior! Pero debes tener en cuenta que, si el jardín está expuesto en esta dirección, será muy caluroso en verano y muy frío en invierno debido a la fuerte oscilación térmica. Por consiguiente, con respecto al verde, se deberán elegir plantas de sol, pero preferiblemente “rústicas” y, además, por qué no pensar en una veranda acogedora para proteger con mosquiteras o cierres verticales según las necesidades de la estación, ¿para captar toda la belleza de tu espacio exterior?

Ventanas y verandas: soluciones para el máximo confort

Una correcta exposición es importante, pero sola no es suficiente para aprovechar los beneficios del sol como el calentamiento y la iluminación directa: es necesario pensar bien en los cerramientos. De hecho, tener ventanas bien orientadas y un juego de espacios abiertos y cerrados para el ambiente exterior es fundamental. Por esta razón, si tu casa aún está en fase de construcción, para la exposición al norte recomendamos evaluar cerramientos muy amplios para captar toda la luz posible; al sur, en cambio, los cerramientos verticales son óptimos, sobre todo cuando el sol esté casi vertical, mientras que al este y al oeste es necesario optar por grandes ventanas horizontales: si eres afortunado y cuentas con una terraza orientada hacia estas direcciones, ¿no has pensado nunca en una veranda para balcones para disfrutar de vistas espectaculares y sugestivas de los amaneceres y los atardeceres? 

En particular, sobre todo para la orientación al oeste, suroeste, podría manifestarse un problema principalmente en verano: en ciudades muy calurosas, la presencia constante e invasiva de los rayos solares puede resultar molesta. ¿Cómo solucionarlo? Lo ideal sería pensar en velas de sombra de color claro que dejen filtrar la luz de manera difusa y uniforme. En cambio, con relación al espacio exterior, uno de los modelos de Pergotenda© Corradi será perfecto para proteger de la luz en verano y dejarla pasar en invierno, si es posible, mediante la opción de cierres laterales de vidrio, que dejen libres las vistas al jardín y ofrezcan un amplio entorno a tu vivienda. Para un espacio exterior completo para vivir todas las estaciones, sin limitaciones. 

Protegido del frío en tu veranda, pero abrazado por los rayos de un colorido sol otoñal, gracias a estos consejos para una buena exposición de la casa y del jardín podrás disfrutar toda la magia de un atardecer resplandeciente en pleno confort, incluso en los meses más fríos: ¿estás listo para grandes emociones?