Corradi
Más información

Mantener los espacios exteriores durante la estación fría: consejos para un espacio exterior invernal

Mantener los espacios exteriores durante la estación fría: consejos para un espacio exterior invernal

Si nos acostumbrados a vivir el jardín o la terraza como espacios donde pasar el tiempo al aire libre, rodeados de una naturaleza exuberante y vivaz durante la estación más agradable, no debemos pensar, por lógica, que al llegar el invierno, nuestro espacio exterior deba "hibernar". Por el contrario, la llegada de la estación fría marca el comienzo de un nuevo ciclo, en el cual el espacio exterior adopta una identidad diferente, cambiando en la estructura, en las decoraciones y en los colores. Entre otras cosas: cuidar nuestro jardín o nuestro balcón durante el período invernal nos permitirá crear un espacio exterior de ensueño cuando vuelva la primavera.

Proteger los espacios de la intemperie, dedicarse al mantenimiento de las estructuras y elegir cuidadosamente materiales y complementos de decoración, son actividades fundamentales cuando se habla de jardín o terraza; a continuación, algunos consejos para seguir para crear un espléndido espacio exterior invernal.

Espacio exterior invernal: el espacio exterior cambia su aspecto

La llegada del invierno no supone tener que renunciar a vivir los espacios exteriores de la casa; por el contrario, significa transformar los ambientes, adaptándolos para que sean acogedores y funcionales, incluso con condiciones atmosféricas adversas.

Dar color el espacio exterior con las plantas invernales

Durante el invierno, no podemos disfrutar de los colores brillantes que la naturaleza nos ofrece en verano; sin embargo, el invierno presenta colores y matices que podemos acentuar eligiendo las plantas apropiadas y los complementos de decoración adecuados.

Las siemprevivas como la hiedra o la madreselva nos permitirán dar un toque de verde al espacio exterior invernal, creando una cascada de hojas que, desde una celosía de madera o desde una cesta colgada, baja hacia el suelo.

En cambio, si lo que queremos es color, existen numerosos tipos de plantas que, incluso en climas rigurosos, nos maravillarán con sus flores. El jazmín de invierno, con flores amarillas pequeñas y delicadas y el ciclamen son ejemplos claros, caracterizados por pétalos que van del blanco, al rojo, al fucsia brillante: ambos resistentes a las bajas temperaturas y capaces de florecer durante todo el invierno.

Dar brillo al jardín con la decoración para exteriores

Elegir complementos de decoración de colores que contrasten con los tonos del invierno (y quizás, con el blanco de una bonita nevada), sin duda, hará resplandecer el espacio exterior. Cojines blandos de tonalidades vivas, sillas o mesas de metal coloridas, cómodos pufs del mismo color o estampados: cualquiera sea la elección, osar con el amarillo ocre, el rojo naranja, el ultra violet, el verde brillante o el azul intenso dará luz incluso durante los días más oscuros.

¿Deseas que tu espacio exterior resplandezca aún más? Una correcta iluminación artificial es fundamental para poder vivir cómodamente los espacios exteriores, sobre todo cuando la luz natural es más débil. Entonces, ¿por qué no aprovechar el invierno para comenzar a considerar algunas ideas para iluminar tu espacio exterior?

Actuar con antelación

Para llegar preparados al inicio de la primavera, con un jardín o un balcón exuberante y bien cuidado, es necesario seguir unos simples consejos durante la estación más fría:

-          regar las plantas regularmente, poco a la vez para evitar que las raíces se congelen. En cambio, en caso de lluvia fuerte, colocar en un lugar protegido las plantas que podrían sufrir daños por el agua excesiva;

-          prestar atención a los tiempos de siembra y de poda para asegurarse una espléndida floración cuando llegue la primavera;

-          resguardar y proteger correctamente los complementos de decoración que podrían dañarse por la acción de los agentes atmosféricos.

Proteger el jardín o la terraza en invierno

Proteger de forma adecuada los espacios exteriores permitirá preservar las estructuras y los complementos de decoración de la intemperie del invierno, garantizando una duración prolongada y conservando la belleza y funcionalidad, incluso ante la llegada de la primavera.

Si no se dispone de una cobertura de exterior que pueda asegurar una protección adecuada de los muebles, se puede optar por coberturas universales, impermeables y que resguardan de los rayos solares, para cubrir sillas y mesas. En caso de un espacio exterior cubierto con una estructura de tejido, como los modelos Pergotenda® Corradi, se recomienda mantener la lona retraída (empaquetamiento) durante el invierno para evitar la exposición inútil al viento y a la lluvia.

Al proteger las coberturas de exterior y muebles durante el invierno, tendremos un maravilloso espacio exterior para aprovechar con la llegada de los primeros calores.

En cambio, si deseamos un espacio exterior para vivir también durante el otoño y el invierno, será necesario optar por un cierre total de los espacios exteriores; la elección ideal es completar pérgolas y bioclimáticas con un cierre vertical de PVC trasparente, para sumar las ventajas de la transparencia del vidrio, a la versatilidad de un material que resiste también a vientos fuertes, es impermeable y termoaislante. Ermetika® de Corradi, es la elección perfecta.

Cuidar nuestro espacio exterior invernal es importante no solo para tener un espacio exterior para vivir libremente durante el invierno, sino también porque nos permite preparar perfectamente el jardín o la terraza para la llegada del verano. Si quieres más ideas para decorar tu terraza de invierno, lo primero que debes evaluar es el tejido de elección para un exterior de ensueño.